Positiva respuesta en la audiencia pública para la apertura de sedes de EDERSA en el Alto Valle

Vecinos y autoridades de Fernández Oro e Ingeniero Huergo se manifestaron a favor de contar con un espacio físico de EDERSA en sus localidades.

Con unánime adhesión al pedido, se realizó este jueves una audiencia pública, en el marco de una revisión extraordinaria de la tarifa de la distribuidora EdERSA, para debatir la apertura de centros de atención a usuarios en Fernández Oro e Ingeniero Huergo.

El requerimiento fue hecho de oficio por el Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE), que se hizo eco del reclamo de representantes sectoriales de ambas comunidades.

La distribuidora EDERSA posee en Río Negro 15 sucursales y 26 centros de gestión, cuyo funcionamiento es cubierto con la tarifa que pagan todos los rionegrinos. En la última revisión de la tarifa, la propia empresa propuso abrir cinco nuevas oficinas, que si bien valorizó su costo, no se pudo llegar a un acuerdo en esa instancia.

Representantes del EPRE mostraron que abrir un centro en Fernández Oro demandará una inversión de $9.620.632; mientras que para Ingeniero Huergo, el costo anual será de $9.600.239. En ambos casos, se prevé un espacio con cinco operarios y un vehículo liviano para atender los requerimientos que puedan surgir en la jurisdicción. Actualmente, esa tarea se efectúa desde localidades vecinas, lo cual no sólo genera demoras sino que también se produce desatenciones en Cipolletti y Villa Regina, respectivamente.

Según los registros de fines del 2018, Fernández Oro posee 3.669 vecinos registrados como usuarios de EDERSA y Huergo, 1996.

El presidente del EPRE, Néstor Pérez, aclaró que “la audiencia sólo debatió la incorporación de dos centros de gestión, cuyo costo debe ser incorporado a la tarifa eléctrica que pagan los más de 210.000 usuarios que posee EDERSA en la provincia. Si bien no tiene un impacto significativo en la tarifa, el proceso debe incluir un momento de debate para que todos puedan expresarse a favor o en contra y eso fue lo que hicimos”.

El impacto en tarifa que se mostró implicaría una variación porcentual de la tarifa promedio de un 0,46%, lo cual se distribuiría en la facturación total que pagan todos los rionegrinos que son usuarios. Fue el intendente de Fernández Oro, Mariano Lavín, quien como expositor lo expresó en pesos al calcular que no superará los cinco pesos para una facturación bimestral de 1.000 pesos. “Es un pequeño esfuerzo que vamos a hacer todos los ciudadanos de Río Negro para que Fernández Oro e Ingeniero Huergo mejoren la calidad de vida de todos los usuarios. Pero también es una cuestión de dignidad”, apuntó.

Además del jefe comunal local, también participó el intendente de Ingeniero Huergo, Miguel Martínez, quien recordó que su localidad contaba con una oficina para la atención del servicio eléctrico, pero cerró cuando se hizo la privatización en la década del 90.

Otros de los oradores fueron el Defensor Adjunto de la Defensoría del Pueblo de Río Negro, César Domínguez; el titular de la Cámara de Productores de Ing.Huergo, Marcelo Coriolani; el productor frutícola Carlos Patelli; el secretario de Servicios Públicos de Fernández Oro, Julio Vidal; y los usuarios particulares, Antonio Lefiñamco, Julio Quiroga y José Rodríguez Chazarreta.

Cabe añadir que a fines del año pasado se debatió en un proceso similar la necesidad de abrir un centro de atención de usuarios en Chimpay, lo cual fue resuelto favorablemente la semana pasada por el EPRE y deberá estar operativo antes del 31 de marzo.