Río Negro analiza otorgar una nueva concesión hidrocarburífera con potencial gasífero

Río Negro se encamina a otorgar una nueva concesión hidrocarburífera que permitirá continuar explorando nuestro subsuelo.

Se trata del área Puesto Zúñiga, que fue licitada en noviembre del año pasado a través de un concurso público para evaluar la adjudicación de permisos de exploración y eventuales concesiones de explotación, transporte y comercialización de hidrocarburos. “En las próximas semanas debería estar listo el dictamen de la comisión de preadjudicaciones provincial, cuyo trabajo es independiente del receso administrativo de enero, con el fin de confeccionar el decreto correspondiente”, indicó la secretaria de Energía, Andrea Confini.

La funcionaria recordó que “el plan de inversión propuesto estuvo por encima del requerimiento oficial para poner en valor el activo que posee la Provincia, con un ofrecimiento de invertir más de USD 7.000.000 durante los próximos dos años”. “Allí también se incluye la perforación de un pozo exploratorio”, añadió.

El bloque, que está en zona de bardas, tiene 82 km² y limita con las áreas La Yesera al oeste, con Loma Negra al este. En ambos casos se trata de concesiones explotadas en forma conjunta entre YPF y CAPEX desde 2017, momento en el que la anterior concesionaria Chevron dejó de operar en Río Negro.

Fue precisamente el interés exploratorio de la compañía CAPEX lo que inició el proceso licitatorio bajo la figura de iniciativa privada donde fue la única oferente.

El plan de inversiones presentado, según el pliego de bases y condiciones se expresa en 1.422,5 Unidades de Trabajo, equivalentes a USD 7.112.500. Ello incluye durante los primeros dos años un reproceso de Sísmica 3D de 150 Km2, y la perforación de un pozo exploratorio con una profundidad mínima de 3.800 metros antes de los 24 meses, con la formación geológica Lajas como principal objetivo.

Antecedentes de Puesto Zúñiga

Según informes del equipo de Geología de la Secretaría de Hidrocarburos provincial, la actividad exploratoria en Puesto Zúñiga se inició en la década del 70 con la adquisición de sísmica 2D. Fue recién después de 1998, con la entrada de compañía Petrobras Argentina, cuando se realizó la adquisición de sísmica 3D y la perforación de dos pozos exploratorios, los cuales tuvieron producción de gas y condensado en niveles del Grupo Cuyo.

Con los resultados de ambos sondeos y los antecedentes de las áreas vecinas (Loma de María y La Yesera), el Grupo Cuyo Inferior podría ser considerado actualmente como el objetivo principal a investigar, mientras que el Grupo Precuyo sería un objetivo secundario en el área.