Provincia releva las mejoras prediales en puestos de crianceros con actividad hidrocarburífera

En la zona petrolera cercana a Catriel, un equipo de la Secretaría de Energía de la provincia recorrió puestos donde se han implementado mejoramientos de cara a fortalecer la producción agrícola-ganadera de sus predios.

La secretaria de Energía, Andrea Confini, contó que el objetivo fue “relevar las necesidades de los puesteros y evaluar el funcionamiento de las mejoras que en sus predios ayudamos a realizar desde el Gobierno”.

“Son inversiones que se hacen a través de un programa que fue creado para lugares donde se desarrolla la actividad hidrocarburífera y que, por la distancia, no cuentan con los servicios básicos de agua y electricidad, explicó Confini.

“En algunos casos se montaron paneles solares y toda la infraestructura eléctrica necesaria para atender la demanda de sus familias, además de hacer las perforaciones para que puedan extraer agua para el consumo de los animales que crían, entre otras mejoras requeridas”, agregó la Secretaria.

En uno de los puestos recorridos, el criancero Sergio Gamboa destacó el cambio en el modo de vida que implicó contar con energía eléctrica permanente a partir de la instalación del sistema solar, “nosotros nos alumbrábamos con un grupo generador y antes con un farol de noche”, recordó.

En su puesto de 4.800 hectáreas, ubicado en el área Señal Picada, en el extremo noroeste de Río Negro, se ayudó con el montaje del tanque australiano. También se hizo una perforación de 117 mts para extraer el agua con el cual podrán llenarlo cuando se termine el montaje de una bomba impulsora.

Oscar Fuentes, un criancero que se dedica a la actividad hace casi 40 años, tiene su campo de 10.000 hectáreas entre las áreas Loma Guadalosa, Charco del Palenque y Puesto Silva Oeste, en el límite mismo con Neuquén. Para acceder a su propiedad se deben recorrer casi 20 km por caminos de ripio ingresando desde el Km. 69,5 de la Ruta Nacional 151.

A partir de relevar que la mala calidad del agua subterránea siempre fue un factor limitante para el desarrollo de su producción ganadera, se logró materializar un proyecto integral para beneficio de sus más de 180 animales.

Se alambraron los 10 km que lindan con Neuquén, algo que hubiera sido muy difícil de concretar sin la ayuda estatal. “Antes teníamos los molinos con agua muy mala y muy poca, que alcanzaría para 30 vacas y muy mal las dejaba porque era muy salada”, recordó, para luego destacar la importancia y el impacto inmediato que tuvo en los animales contar con el agua que se extrae de una perforación que tiene unos 70 mts. 

Las mejoras

Entre 2015 y 2018 se ejecutaron nueve proyectos a partir de la entrega de bombas para captación, recuperación y normalización del caudal de agua para consumo animal; alambrados perimetrales, tanques australianos, cisternas de agua potable y kits de energía solar para generación, más el montaje de la red interna de cada vivienda.

La inversión ha sido superior a los $5.000.000 y se ejecutó a través del financiamiento provisto por el Fondo Fiduciario Río Negro Servidumbres, creado por el Decreto provincial 1.314/06.

Actualmente están en marcha proyectos de sistematización de su área de cultivos para la comunidad mapuche Ñanculeufu, más un sistema de canalización con tanque australiano para la comunidad Nehuen Aituwe. Y están pendientes, sujeto a reformulaciones, otros similares en diez puestos de antiguos pobladores áreas cercanas a Catriel, a la zona de Valle Verde, Roca, Cervantes y Lago Pellegrini.