Abordaron oportunidades de mejora para el sistema de alumbrado público en una decena de municipios

Fue durante una charla virtual organizada por la Secretaría de Energía provincial con referentes municipales que participan del Programa de Uso Racional y Eficiente de la Energía (PROUREE) para aplicar políticas de eficiencia en la administración pública.

La reunión surgió como respuesta a un pedido de los participantes del programa que impulsa el organismo energético provincial con el fin de conocer a fondo la situación regulatoria del alumbrado público en Río Negro y encontrar oportunidades de mejora para cada uno de los municipios.

Para la ocasión se convocó al responsable del área Técnica del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE), Agustín Vidal, quien hizo un repaso sobre aspectos regulatorios y de seguridad ante representantes de una decena de municipios.

“En la provincia hay una tarifa específica para el alumbrado público que tiene dos categorías según la potencia requerida. Y el mantenimiento y la operación del sistema es responsabilidad de cada uno de los municipios. Esta es una tarea que en algunos casos la realiza directamente cada comuna y, en otros, lo terceriza por medio de contrataciones”, introdujo Vidal.

También advirtió que “como no se trata de una competencia directa provincial es que necesitamos tener un feedback de los municipios para saber cuántos tienen medición y cuántos hacen cálculos estimativos para determinar su costo. Esa fue una de las peticiones que hicimos de nuestra parte para poder hacer un diagnóstico más ajustado a la realidad de lo que pueda mejorarse”. “Si el sistema se reconvierte y no se mide, no habrá un ahorro en la factura de energía”, sostuvo.

Sin embargo y en torno a los costos, el referente del EPRE indicó que se habló a rasgos generales, ya que “todo dependerá del sistema de alumbrado que posea cada localidad. Es decir, si tiene tendido aéreo o subterráneo, si tiene columnas dedicadas al sistema o comparten postación con la red de distribución. También se tiene en cuenta el equipamiento para iluminar. Si es sodio, mercurio o LED”.

En el cierre hubo consultas relacionadas con el consumo, facturaciones y compensaciones que se realizan en los distintos municipios y la distribuidora de energía eléctrica, además de repasarse algunas experiencias y trabajos de reconversión que están realizando algunos municipios.

Finalmente, destacó la importancia que desde el ente regulador se le asigna a cuestiones de seguridad de las instalaciones, lo cual posee pautas y condiciones normadas muy claras. “Por eso se les pidió a los referentes municipales que siempre que vean desarrollos de proyectos tendientes a alumbrado público que verifiquen que todas las instalaciones estén conforme a lo que reglamenta la norma sobre su ejecución y adecuada señalización vial”, marcó y ofreció el asesoramiento técnico para cada caso puntual que pueda surgir a futuro.

Los municipios que estuvieron representados fueron Allen, Bariloche, Catriel, Choele Choel, Cinco Saltos, Cipolletti, Darwin, Lamarque, Pomona y Río Colorado.