La Provincia avanza en su objetivo de trazar una hoja de ruta para un corredor de electromovilidad

Anticipando el crecimiento de un parque automotor con vehículos eléctricos e híbridos, el Gobierno de Río Negro continúa con las reuniones para facilitar la implementación de la electromovilidad a través de un corredor binacional con puntos de carga en diferentes sectores.

La cercanía con Chile a través del corredor turístico de la zona Andina, abre una puerta a la posible llegada de vehículos eléctricos, ya que en el vecino país circulan por sus calles cerca de un millar de automóviles particulares de estas características. En este sentido, la disponibilidad de carga eléctrica resulta en una opción estratégica para la industria hotelera al momento de ser seleccionado por el consumidor electromovilizado.

Fue por eso que a través de la Mesa de Eficiencia Energética provincial se organizó esta semana un encuentro virtual con representantes de los sectores de transporte automotor de cargas, la Cámara Hotelera, la Cámara de Expendedores de Combustibles, la Cámara Argentina de Vehículos Eléctricos y Alternativos (CAVEA), la Fundación Bariloche, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), la Asociación de Hoteles de Turismo de Bariloche, más las empresas de transporte automotor de cargas y pasajeros, y referentes gubernamentales vinculados al turismo, la planificación y el cuidado del ambiente, y empresas dedicadas a la electromovilidad.
00052098

En la reunión, miembros de la firma Cirlatina, una compañía que trabaja en el país desde hace 15 años y que comercializa soluciones para la industria eléctrica, expusieron conceptos y productos técnicos vinculados con la electromovilidad.

Según contó la Secretaría de Energía, Andrea Confini, “estamos presentando ante distintos actores que entendemos son clave y deben estar involucrados para un trabajo conjunto que permita desarrollar una hoja de ruta”. “Se presentaron aspectos técnicos de los sistemas de recargas y proyectos de corredores de electromovilidad implementados en diferentes países de Latinoamérica y Europa, que pueden ser tomados como referencia para la implementación local”, resumió la funcionaria.

La electromovilidad

El término electromovilidad se usa para describir el desarrollo y uso de vehículos eléctricos por las rutas y calles de las principales ciudades, más toda la infraestructura que debe montarse para soportar las recargas de las baterías de las unidades. También se debe tener en cuenta los vehículos menores cuyo funcionamiento también es eléctrico, tales como bicicletas, monopatines o scooters, conformado en la microelectromovilidad; esta es una opción de bajo costo que ayuda a implementar la movilidad eléctrica en determinadas zonas de las ciudades, y es un vehículo de transición para la adopción de la tecnología.

“Teniendo en cuenta que la zona andina es el punto principal sobre el que se está trabajando ya hubo reuniones con la Cooperativa Eléctrica Bariloche (CEB), porque la recarga de vehículos exige preparar a la red eléctrica para responder a los requerimientos de consumo. Incorporar gradualmente los vehículos eléctricos obligará a gestionar la infraestructura de carga, con estrategias de carga inteligente que ayudarán a manejar las cargas en la red, teniendo como referencia que una estación de carga rápida puede extraer tanta energía como la que necesitan hasta 50 hogares”, ejemplificó Confini.

Actualmente se está trabajando para la instalación de un punto para recargas en Bariloche que hará de experiencia piloto, cuyo emplazamiento se acordará con la distribuidora eléctrica local, que ya posee un estudio de la red donde técnicamente es posible colocar este tipo de cargadores.