El Gobierno no aprobará el ingreso de empresas que no cumplan los compromisos con los rionegrinos

Si algún grupo empresario desea invertir en Río Negro en gas y petróleo, su primer compromiso es mantener la paz social. Para ello es imprescindible mantener las condiciones preexistentes a su llegada.

Tras los recientes conflictos laborales surgidos en empresas vinculadas a la explotación de gas y petróleo en territorio provincial, el Gobierno de Río Negro reafirmó su política de fomento del empleo local y el cumplimiento de los planes de inversión presentados por las empresas.

En este marco, luego que la Secretaría de Trabajo de Río Negro dictara la conciliación obligatoria entre representantes de los gremios de camioneros, petroleros y empresas del sector y de esa manera evitar el despido de más de un centenar de trabajadores, desde el Gobierno se ratificó la exigencia a las concesionarias de cumplir con todas las exigencias previstas en los contratos suscriptos oportunamente.

El propio gobernador Alberto Weretilneck remarcó que la Provincia no aceptará o aprobará el ingreso a sus áreas hidrocarburíferas, de empresas que no cumplan con los planes de inversión establecidos en los contratos de concesión. “Exigiremos que se cumpla estrictamente con lo que marcan los contratos, y  por ende, que las concesionarias respeten a las empresas de servicios rionegrinas, pero por sobre todas las cosas, que se resguarden los puestos de trabajo de nuestros comprovincianos”, resaltó.

“Los contratos son claros. Establecen un cupo de compre local y de uso de mano de obra local. No permitiremos que quienes explotan los recursos de nuestra Provincia intenten darle la espalda a los rionegrinos”, añadió.

El Mandatario fue claro al indicar que “no hay ninguna negociación posible con aquellos empresarios que intenten perjudicar a los rionegrinos. Los recursos son provinciales, y como Gobierno estaremos atentos para asegurarnos que no se vulneren las normas que protegen a los rionegrinos”.